Gestión del mantenimiento de manera reactiva vs. proactiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Gestión del mantenimiento de manera reactiva vs. proactiva

El mantenimiento de las máquinas productivas en una actividad fundamental para sostener la eficiencia productiva. Existen diversos tipos de industria, algunas cuentan con planificación y gestión del mantenimiento pero existen dos tipos de enfoques: el reactivo y el proactivo.

Gestionar el Mantenimiento industrial de una manera reactiva

 

La gestión de mantenimiento reactiva consiste en intervenir y reparar cuando algún equipo falla. Está basada en las acciones realizadas al reparar o reemplazar equipos cuando ya han tenido un problema. En este tipo de enfoque se destinan gran cantidad de recursos, tanto económicos como técnicos; debiendo disponer de equipos de respaldo, mano de obra en espera de la falla, diversos proveedores servicios externos que suplanten la falta de mano de obra interna, altas cantidades de repuestos, compras de emergencia de repuestos y materiales no inventariados para lograr realizar este tipo de mantenimiento.

Los encargados producción que gestionan de forma reactiva, por lo general, tienen un departamento o sector de mantenimiento con personal y herramientas que no siempre están calificadas para realizar las tareas demandadas junto con un gran stock de piezas y recambios para poder responder a los fallos y averías correctivas. Este tipo de gestión reactiva es costosa, e ineficiente. Su prioridad es poder atender cualquier solicitud a pesar del alto coste.

Esta situación es uno de los lados en la gestión del mantenimiento de equipos industriales.

Gestionar el Mantenimiento Preventivo industrial de una manera Proactiva

 

El otro lado es la Gestión del mantenimiento de forma proactiva, donde el encargado de producción tiene bajo su cargo al personal técnico que se ocupa del mantenimiento, y que además, trabajan buscando la fiabilidad y la proactividad del mantenimiento. Esta proactividad tiene muchas ventajas, por ejemplo reduce al máximo el stock de piezas y partes ya que tiene implantados sistemas predictivos y preventivos en sus equipos haciendo que los desgastes, los parámetros de utilización y exigencia y las variables asociadas (ruidos, vibraciones, temperatura) sean conocidos, periódicas y controladas. Con esto el stock de piezas se reduce, el personal estará más preparado en la aplicación de métodos de anticipación de eventos, la producción podrá ser previsible y la capacidad disponible de la planta será bien conocida. En un principio puede ser que el gasto inicial sea mayor que el enfoque reactivo, pero le da un porcentaje mayor de productividad al encargado de producción que el modelo reactivo es incapaz de ofrecer, y sobre todo le da previsibilidad.

Los beneficios económicos de productividad ahorro de stock y optimización de personal superan enormemente las inversiones en recursos necesarios en el mantenimiento proactivo. Es especialmente importante en aquellas industrias que deben para poder certificar alguna normativa de calidad, deben realizar una gestión de sus activos metódica y ordenada, para asegurar los procesos productivos y un producto uniforme.

Si bien quienes tienen establecidos sus costos de mantenimiento, aunque sean muy altos se sienten seguros porque controlan el funcionamiento del proceso productivo mediante enormes cantidades de stock de piezas y partes, mucho espacio físico destinado a almacén y mucho personal operativo disponible no especializado.

El otro grupo de encargados de producción que tienen sistemas de mantenimiento planificados con la ayuda de software para tal fin, puede que deban contar con un presupuesto algo mayor, pero ese gasto regresa con creces desde los ahorros de stock y espacio de almacenamiento, personal y productividad posibilitando incrementar de forma segura los niveles de utilización de la planta. Todo esto se puede ver en la cuentas de resultados del sector con mayores beneficios que el otro sistema.

Infix, de Wisedat es el sistema de mantenimiento que le permite gestionar proactivamente sus activos.

Créditos: Guillermo Martin
Publicación Original: Gestion del mantenimiento de manera reactiva vs. proactiva

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Gracias, ahora estamos un poco más cerca

Vamos a leer tu curriculum y nos pondremos en contacto en caso de que tu perfil cumpla con alguna de las búsquedas actuales.

40%